15.2.08

DESACUERDO DEFINITIVO - Annabel Miguelena

—¡Es la luna!
—¡No! ¡Es el sol!
—¡Es la luna!
—¡No! ¡Es el sol!
—¡Es la luna!
—¡No! ¡Es el sol!
—¡Es la luna! ¿Es que no ves que es de noche?
—¡No! ¡Es el sol! ¿Es que no ves tú que es de día?
—¡Es la luna!
—¡No! ¡Es el sol!
—¡QUÉ ES LA LUNA!
—¡NO! ¡QUÉ ES EL SOL!
—¡Enough! Olvídalo y abrázame. Abrázame muy fuerte. Lo más fuerte que puedas, sin miedo a liberar tu llanto. Abrázame y que se vaya al diablo esta absurda discusión. Igual, moriremos aplastados.

---
© 2008, Annabel Miguelena
Puedes saber más de la autora [[AQUÍ]]
www.miniTEXTOS.org

3 comentarios:

Noe Baryn dijo...

Este texto demuestra que con simpleza es posible lograr profundidad filosofica. Si, la eterna discusion de los humanos. La ausencia de sentido comun, tan poco comun al fin de cuentas... Nuestra capacidad de saltar sobre lo evidente y razonable, o visto de otro modo, nuestras diferentes percepciones de la realidad, la posibilidad de que habitemos en lugares distintos mientras nos creemos en el mismo lugar. Una especie de solipsismo evidenciado en el dialogo.Como si cada quien estuviera dentro de esferas distintas pero conectadas. Burbujas de realidad (?monadas?) a la manera de Leipzig quiza. Me encanta el toque pesimista. Hay gracia en este texto...eso es importante. Gracia y poesia adquiriendo relieves filosoficos con tanta simpleza. Eso tiene un nombre: arte.
Noe Baryn, Pen Guatemala.
quantumfactor@yahoo.co.uk

Anónimo dijo...

*Lease Leibnitz, no Leipzig. Pido disculpas por el error.
Noe Baryn.

Songo dijo...

Annabel, esa vaina esta monstruosa.
De repente en tus meditaciones has encontrado caldo de cultivo, en lecturas quizá no vistas...
Sí, simple y filosófico, y fatal!