31.5.07

Sobre Héctor M. Collado

Héctor M. Collado (Panamá, 1960), es poeta, narrador, redactor de materiales de lectura y documentalista. En 1990 y en 2004 el Instituto Nacional de Cultura de Panamá le otorgó el Premio en la sección poesía del Concurso Literario "Ricardo Miró" por sus libros En casa de la madre y Artefactos respectivamente.

Además, ha publicado Trashumancias (1982), El genio de la tormenta (1983), Poemas abstractos para una mujer concreta (1993), Entre mátrices y poetas (1999), Toque de diana (2001), Estaciones del agua —libro de Camila— (2003), Torre de papel (2004), Cuentos de precaristas, indigentes y damnificados (2004), Artefactos (2005) y Contiendas (2008).

Otros premios que ha ganado en Panamá son, en poesía, el Premio "León A. Soto" 1983; el Torneo de Verano en 1982 y en 1985; el Premio "IPEL" en 1982 y en 1984; el Premio de Poesía "Gustavo Batista Cedeño" en 1993 y, como cuentista, el Concurso de Cuentos "Temporada de Verano INAC" 1984; el Premio Nacional de Literatura Infantil, "Medio Pollito" 1985 y 1986, el Concurso "Maga" de Cuento Breve 2001 (con el cuento que apareció en la edición #5 de miniTEXTOS), el Premio Nacional de cuento "José María Sánchez" 2008 y el Premio Signos de Minicuento "Rafael De León-Jones" 2012.

Licenciado en Humanidades con especialización en Español por la Universidad de Panamá, Héctor Collado ha sido Editor del Plegable Asteriscos y coordinador del taller literario del colectivo de escritores José Martí. Ha coordinado talleres literarios y es un importante promotor de la lectura, especialmente entre los niños.

En miniTEXTOS.org ha publicado en la edición #5, la #33, y la #45.

12 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

mmm

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
José Luis RODRÍGUEZ PITTÍ dijo...

Estimados anónimos:

Veo con sorpresa que han elegido miniTEXTOS para este debate que como todos, mientras se mantengan a la altura y con respeto para todas las partes, son bienvenidos.

En este caso en particular, creo que la respuesta la deben tener los jurados (Giovanna Benedetti, Federico Hernández y Guillermo Rodríguez Rivera) quienes siempre tuvieron la última palabra. El viernes, en la premiación, es muy sencillo preguntarles directamente y sin máscaras anónimas.

Por otro lado, más importante aún que cualquier jurado, es la propia obra. Lo más sano es leer el poemario de Katia Chiari y valorarlo como pieza de arte. El trabajo, debe defenderse sin ayuda.

El lunes, luego de emitirse el fallo, tuve la oportunidad de hojearlo brevemente y lo que leí me pareció muy bueno. Cuando lo tenga completo y lo evalúe con más calma lo voy a comentar a fondo. Si puedo, citaré uno de los poemas en el minitextos #25.

Mientras tanto, es necio querer desprestigiar a una poeta que, por sus trabajos anteriores que sí he leído detenidamente, puedo considerar muy buena aunque no tan valorada como debería ser.

Lo digo: me alegro mucho por el premio que se ganó Katia Chiari.

Lili dijo...

Estimados Amigos:
Kathia Chiari, de quien solo conozco su obra, tiene una larga y prometedora trayectoria poética que da fe de su potencial y mérito. Triste es que así se expresen de alguien a quien muy probablemente no conocen. Kathia, como poetisa (y ganadora de múltiples premios), es a mi parecer merecedora, Y A MUCHA HONRA, de la distinción otorgada. Lamento muchísimo ¡qué pena José Luis! que este espacio, gentilmente creado para promover nuestras letras sea utilizado para ventilar maledicencias.
Lili Mendoza

Songo dijo...

La naturaleza infra humana se ha develado y no me digan que es la "naturaleza humana".
Celebro que Katia Chiari se hayaganado el Premio y veo con tristeza como se han abalanzado sobre la POETA cual si fueran aves rapaces.
LILI, JOSÉ LUIS, concuerdo con ustedes, se debe preguntar de manera directa a los Jurados.
KATIA, si lees esto, te manifiesto mi solidaridad y apoyo.

- lo que hacen $15,000 y me perdonan pero es asi -

Con aprecio y respeto

EDILBERTO GONZÁLEZ TREJOS

José Luis RODRÍGUEZ PITTÍ dijo...

Perdonen, tuve que cambiar de opinión y borrar algunos comentarios anteriores. Si desean hacer comentarios, que sean de respeto o serán borrados.

Giovanna Benedetti dijo...

Ciertamente José Luis, es al jurado a quien deben preguntarle. Así pues, aquí me tienen, soy Giovanna Benedetti: PREGÚNTENME...

Anónimo dijo...

Compañeros en el oficio: a mí en lo particular me ha dolido mucho lo de Katia; entiendo el contexto legal, pero a la vez sé que Katia es una poeta per se y que el hecho de que Héctor, poeta antes que funcionario, sea su pareja, no invalida en nada su triunfo. Hay algo que no debemos perder de vista: KATIA SE GANÓ EL MIRÓ DE ESTE AÑO, que no reciba los $ 15 mil son otros 500 pesos, EL MIRÓ DE ESTE AÑO ES DE KATIA y eso lo debemos sostener en todo momento. Quienes hemos sido jurados en eventos como este y otros sabemos que el jurado es soberano y nada tienen que ver los parentescos.

En cuanto a los medios, ya se ha dicho, ya se les ha desenmascarado, lo dije en el discurso del Miró hace un año, les pedí que dieran por muerta la fatal premisa de que solo las malas noticias son noticia, y lo tengo escrito en cuentos como PRIMERA PLANA, y su amarillismo sale en la novela que nos debe el INAC: "La casa que habitamos". Propongo que cada uno lo exponga por los medios a su alcance, que les endilgue ese maldito afán de exaltar lo negativo, y si sale un comunicado, lo firmo.

Y felicito a los que en momentos como este se unen a la literatura por sobre el literato. Saludos.

Ariel

Giovanna Benedetti dijo...

Así es Ariel.
Yo veo por una parte (y con mi ojo jurídico) el proceso de anulación del premio, y admito legalmente su razón definitiva; pero no puedo dejar de ver con mi otro ojo, el artístico, que se trata de una obra literaria y no de un puesto público; una obra que mis colegas jurados y yo premiamos por su calidad poética, y a la que por lo tanto es imposible anular literariamente su valor.

Aquí lo más golpea es ver como este (impertinente) suceso de "la violación de las bases jurídicas" ha terminado por hacerse más importante que el hecho literario del valor en sí del poemario premiado en el Concurso Nacional de Literatura. Ahí los tienen: a los legalistas, a los guardianes de la ley, a los eternos buscadores de la quinta pata del gato... felices porque "lograron que se cumpliera la ley".
¡Y es que a fuerza de querer cumplir la Ley a veces se puede llegar a hacer tanta injusticia!

Giovanna Benedetti

José Luis RODRÍGUEZ PITTÍ dijo...

Lo malo empieza por el INAC, que emitió un comunicado tan mal hecho que fue el que inició el chorro de basura que publicaron los medios sobre actos de corrupción y demás. Para mí esto fue atroz, pues tiró tierra en el trabajo de Katia y en lo actuado por los jurados.

Pero peor fueron los comentarios que tuve que borrar en esta página en los que se ponía en duda la transparencia del Miró y, nuevamente, el criterio independiente de los jurados. Si tantas dudas tenían, si tanto les había afectado la selección del poemario de Katia, lo lógico es que hablaran con los jurados. Ese 17 de octubre, a esa hora, no se conocía aún lo que iba a hacer el INAC, pero sí se sabía de varios azuzando y escribiendo anónimos.

Al final, como dice Giovanna se cometió una injusticia. Nos hemos olvidado por completo del arte, de la poesía, del buen nombre de la gente y de lo que en verdad vale de este premio para pelearnos por una vil bolsa de dinero.