4.4.08

CRIMEN Y CASTIGO - Manuel Orestes Nieto

La sombra decidió, por fin, lanzarse sobre el objeto que la proyectaba, cansada de existir subordinada, anónima y de intentar en vano ejercer su albedrío. Siempre lateral, oblicua, pisada sin ser vista y bidimensional; siempre oscura y, a la vez, larga, gorda, chata, filamentosa o imperceptible; siempre dependiente del sol, de focos, velas, linternas o fuegos. Nunca ella misma, nunca un gesto propio y autónomo.

Desplegando todo su cuerpo, dio un salto felino y arropó al objeto, sofocándolo hasta dejarlo inerte. Sintió, por primera vez, que podía moverse a su antojo, estirar los miembros, girar sobre sus pies, desplazarse. Sólo basta huir de la escena del crimen.

Pero al iniciar su ansiada carrera hacia la libertad se fue deshaciendo a pedazos, atravesada por la luz.


---
© 2008, Manuel Orestes Nieto
Puedes saber más del autor [[AQUÍ]]
www.miniTEXTOS.org

3 comentarios:

Songo dijo...

Luz, muerte y crimen, ideas recurrentes en esta entrega José Luis!
Y El Gran Poeta MANUEL ORESTES, nos narra y muy bien

Anónimo dijo...

Excelente, original, inteligente...lo reelere con gusto quiza varias veces. Es de esos textos que bien se pueden aprender de memoria.
Noe Baryn.

Anónimo dijo...

*Primera linea: lease: releere.Gracias.
N.Baryn