21.12.07

DESCUBIERTO - Erika Harris

Un ojo me mira desde que salí esta mañana. Piensa que no me he dado cuenta, pero lo veo con disimulo, de reojo. Se refleja en las vitrinas de las tiendas, en el brillo ondulado de los charcos de agua que la lluvia de julio ha sembrado en las calles. Está en el aire; a veces lo siento detrás de mi nuca. Ahora me observa con cuidado desde la acera de enfrente. Mira mis pies —debí pulir mis zapatos—. Sube por los pantalones —seguro tengo algún bolsillo descosido—. Me ve la camisa —por lo menos los cuadros son vistosos—. Se deliza por mi camisa. Mi perfil le interesa; tal vez la nariz, por aquello de que crece cuando se miente. (No es mi caso, no soy político. No he matado ni he robado.) Ahora está frente a mí. Qué experiencia tan desagradable para mis ojos, abosrver ese verdugo mirón. El instante empeora. Mira mis adentros. Va a descubrirlo todo: no tengo alma, no tengo amor, nada tengo.


---
© 2007, Erika Harris
Tomado de "La voz en la mano" (Fundación Signos, Panamá, 2003)
Puedes saber más de la autora [[AQUÍ]]
www.miniTEXTOS.org