18.1.08

EL PULCRO - Ruth Sinán Domínguez

En un pueblo cuyo nombre no recuerdo había un señor bastante gordo que llamaba la atención porque siempre andaba impecablemente limpio y se vestía de blanco de pies a cabeza. Hasta el sombrero de galleta que usaba era blanco.

Todo el pueblo lo conocía pues aparte de la limpieza que reflejaba, su conducta y costumbres eran de una verticalidad absoluta.

Bien pues a este señor que en adelante le llamaremos "El Pulcro", lo invitaron a un bautizo y estando en la fiesta, luego de tomarse varios tragos le pidió permiso al dueño de la casa para usar su servicio para ir a orinar. El excusado en ese tiempo eran las letrinas de hueco ubicadas en los patios de las viviendas. Algunas estaban hechas completamente de cemento y bien terminadas y otras de cemento con algunas partes de madera

Pasó el tiempo y los invitados comenzaron a preocuparse porque "El Pulcro" se demoraba en regresar. Llegó el momento en que cansados de esperarlo y preocupados por su tardanza comenzaron a buscarlo por todas partes. Al entrar en la letrina para ver si lo encontraban, quedaron anonadados al descubrir lo que había pasado, como el piso estaba podrido al parecer no resistió el peso de "El Pulcro" y cedió cayendo nuestro personaje al fondo del hueco. Buscaron una linterna para ver mejor y solo vislumbraron una extrema quietud y flotando, el sombrero de galleta.


---
© 2008, Ruth Sinán Domínguez
Puedes saber más de la autora [[AQUÍ]]
www.miniTEXTOS.org

1 comentario:

Isabel dijo...

He leído otros trabajos ineditos de RSD y creo que después de Neco Endara y el poeta Young, es Ruth Sinán Domínguez quien escribe con humorismo.